Ahora se entiende aquello de “el Covid-19 nos cayó como anillo al dedo”

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzara esta frase, se han vendido dando múltiples usos a la contingencia sanitaria, ninguno de ellos relacionado con la salud

La situación era apremiante para el gobierno y debían actuar pronto: días antes el presidente Andrés Manuel López Obrador había firmado el decreto que militarizaba la seguridad pública del país, lo que representaba una promesa de campaña más que debía romper; se sumaba el informe de desempleo en el primer trimestre del año (cuando aún no se anunciaba la contingencia sanitaria) que indicaba un retroceso importante, otra promesa que no se cumpliría: crear 200 mil empleos por año. La solución fue anunciar el “regreso a la nueva normalidad” con consecuencias terribles y visibles para la salud pública.

A final de cuentas la estrategia de propaganda cumplió su objetivo, el tema de conversación pasó de la militarización (el uso las fuerzas militares para garantizar la seguridad pública interna del país) por decreto presidencial y el aumento del desempleo a un nivel que, según explicaron los expertos, coloca al país al nivel de empleo de los días de la elección en julio de 2018, a la posibilidad de dar por terminada la cuarentena impuesta desde el 20 de marzo pasado.

Anuncios

La consecuencia de esta acción impacta en la salud pública y posiblemente en la pérdida de vidas humanas, una estrategia mal comunicada ocasionó que el anuncio de que “posiblemente se podría comenzar a regresar a las actividades a partir del 18 de mayo” la población lo entendiera como un: ” apartar de este fin de semana todos pueden salir a las acalles de nuevo”.

La gente se reunió de nuevo con sus familiares, las tiendas se abarrotaron de familias comprando en los pasillos, los niños salieron a las acalles a correr y jugar; en consecuencia, una semana después, se ha presentado los nuevos máximos de contagio de Covid-19 en el país con un aumento consecuente en las muertes relacionadas con esta enfermedad (eso a pesar de la sospecha fundada de que se están manipulando las cifras para que se registren menos casos).

Ahora, vuelven los llamados al encierro, a evitar las reuniones, se afirma; como debió ocurrir desde un principio, que no habrá regreso a la normalidad y se apunta la mira al 15 de junio con amplias posibilidades de llegar al mes de julio encerrados a piedra y lodo hasta que la situación del Covid-19 no mejore.

Anuncios

El problema más grave es que en el camino desaparecerán miles de negociosos lo que significa un mayor incremento de desempleos, apenas ayer se daba la cifra de de 1 millón de empleos que se perderán por la contingencia sanitaria del Covid-19 y aunque, claro, no faltó la bravata presidencial de “crearemos dos millones”, los especialistas consideran que sumando marzo abril y mayo se alcanzará ese millón, antes de que culminé la cuarentena.

No se ve por dónde se pueda considerar que ha existido un buen manejo de la crisis por Covid-19 en México, aún cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya invitado al doctor Hugo López-Gatell a formar parte del grupo de expertos que realizará el Reglamento Sanitario Internacional, el mismo subsecretario del gobierno federal indicó que no es la primera vez que recibe la invitación, sino que en 2013 también ocurrió pero la administración del entonces presidente Felipe Calderón no le permitió participar; es decir, la invitación se hace en su carácter de epidemiología experto y nocomo resultado de loq ue está pasando con el Covid-19.

No cabe duda que entre que son peras o son manzanas el manejo político de la crisis sanitaria, utilizándola para ocultar la mala administración del país, explica aquella frase presidencial de “nos vino como anillo al dedo”; también servirá de para justificar la inmensa falla en economía, así como se usó para ocultar la militarización del país o para esconder el aumento de la corrupción en 2019, el mismo año en que el presidente López Obrador había dicho que esta se había acabado.

Nos queda al menos un mes da confinamiento por contingencia sanitaria, la vamos curva aplanada sigue creciendo o y no se le ve para cuándo se vaya a detener, no resta una semana difícil dado lo ocurrido después del lamentable anuncio de que se regresaría a la “nueva normalidad” días atrás; la irresponsabilidad en el gobierno se paga con vidas aunque, claro, no con las de quienes cometen los errores.

Puntuación: 1 de 5.

1 Comments on “Ahora se entiende aquello de “el Covid-19 nos cayó como anillo al dedo””

  1. Pingback: SEP con plan de regreso pero sin estrategia | J. Israel Martínez Macedo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: